Para entender qué es un cliente tóxico, lo primero es entender qué se considera una relación tóxica.

“Las relaciones tóxicas son aquellas en las que las personas son incapaces de conseguir un trato de igual a igual y, por lo tanto, no pueden parar de hacerse daño”.

En Studio Aloha nuestro mantra es “ser los mejores compañeros de viajes”. Dicen que cuando viajas es cuando realmente llegas a conocer a la gente y por experiencia sabemos que trabajar en marketing es TODO un viaje.

Las estrategias de marketing de nuestros clientes son un camino de altibajos y por ello queremos convertirnos en el mejor soporte, no solo con respecto a los negocios, sino también a nivel personal. Hay muchas áreas de nuestro trabajo que funcionan a partir de la prueba y error y acompañado de ello, viene la frustración, el desánimo, la desesperación, pero también vienen las alegrías, la satisfacción y las victorias. 

Este abanico de emociones exige un trabajo constante de comunicación que sea capaz de dar cimiento a una relación de negocios sana y fuerte.

cómo evitar a un cliente tóxico

Hemos creado esta lista de “red flags” para que sirva de guía de reconocimiento, de comportamientos tóxicos en el entorno laboral y de negocios. A veces es difícil darse cuenta, por eso te queremos contar cómo reconocer a un cliente tóxico.

Se usa la metáfora de “red flag” o “bandera roja”, para describir cuándo una relación no está siendo justa para alguna de las partes. Suelen ser actos que muchas veces podrían pasar desapercibidos, pero que demuestran un nivel de violencia silenciosa, que a la larga puede quebrar la autoestima de alguna de las personas. 

El problema de estar sumergido en una relación tóxica con un cliente o jefe es que son relaciones que impiden el avance. La persona afectada termina sintiéndose tan poco que se queda sin fuerza para evolucionar ni vivir en su mejor potencial.

Estas son 5 señales para que puedas reconocer si tu cliente o jefe es tóxico. Estate atento si quieres evitar a un cliente tóxico.

cómo lidiar con un cliente tóxico y otros tipos de clientes

En una relación de trabajo o negocios, la jerarquía de toma de decisión nunca debe afectar en el trato y respeto entre las personas. Una muestra de ello es que el feedback que se reciba por parte del cliente siempre tenga la cara positiva y negativa. 

En una relación con un cliente tóxico, solo se señala lo negativo y lo positivo es menospreciado u obviado.

2. Constantes recordatorios de la relación de poder.

tipos de clientes para trabajar en marketing digital

Un cliente que necesita recordarte que él es quien paga, definitivamente tiene un comportamiento tóxico. En una relación de trabajo, alguien paga y alguien trabaja, y ninguno tiene porque apelar a ello para resolver los problemas del día a día. Hacer lo contrario es un comportamiento de manipulación.

En una relación sana se negocian los mecanismos para poder medir el rendimiento versus el valor económico del mismo. Reuniones de valoración de resultados, son la respuesta a una comunicación abierta y sana.

3. Te compara.

cómo decir a un cliente tóxico que no quieres trabajar con él

“Hay freelance que me cobrarían la mitad de lo que tú me quieres cobrar”. Si esta frase te resuena, es porque hay aire tóxico en la atmósfera de esa conversación. 

La continua comparación entre empresas, personas o experiencias pasadas, desgasta a la persona que está trabajando. Cuantas más comparaciones hagan, más frágil se vuelve la relación.

Las comparaciones quitan el foco de lo importante: el trabajo.

4. No respeta tu tiempo.

Studio Aloha tipos de clientes agencia de marketing digital

¿Mensajito de whatsapp el sábado a las 15:00? ¡Red Flag! El tiempo es la moneda de cambio más cara de nuestra época. En una realidad en la que la mayoría trabajamos para vivir, tener un cliente que vive para trabajar puede ser un encontronazo de filosofías que no tenga solución. 

Cuidar el tiempo de tus clientes, es cuidar su dinero y su salud mental. En una relación sana, la conversación siempre debe girar alrededor del bienestar. Ya sabes lo que dicen, que los buenos pensamientos, atraen buenos actos.

5. El silencio como castigo.

cómo reconocer a un cliente tóxico

La comunicación es el ejercicio más complejo en las relaciones. Hay algunos clientes que rehúyen del conflicto, no les gusta tener conversaciones incómodas y eso les hace incapaces de decir que no están contentos. Ese tipo de cliente utiliza el silencio como castigo. 

En estas situaciones, poco se puede hacer, porque cuando te enteras de que algo va mal es porque el cliente ya ha tomado una decisión radical. En estos casos a veces puede ayudar intentar tener una conversación privada y por escrito, así el “evitativo” se puede atrever a decir lo que piensa.

5 red flags de muchas más. Si te has sentido identificado con este artículo, por favor cuéntanoslo. ¡Estamos muy interesadxs en trabajar en las relaciones personales en los negocios!

Creemos que cambiando nuestro entorno podemos cambiar el mundo. Debemos de reconocer a un cliente tóxico antes de empezar una relación juntos, pero si ya lo tienes, hay que aprender cómo lidiar con un cliente tóxico y cambiar esa relación de negocios hacia un entorno más favorable.

¿Tú cómo frenas estos comportamientos a tu alrededor?

¿Estás buscando una agencia de marketing digital con muy buen rollo y con responsabilidad afectiva con sus clientes?

¡Es la FLAG que estabas buscando! Podemos acompañarte en este viaje.

¡déjanos tu mail!




Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.