En los últimos años no hemos dejado de leer y escuchar términos como trabajo en equipo, empresas saludables, la motivación en la empresa, salud emocional de los empleados, y por supuesto la conciliación.

Es maravilloso asistir a este acto en el que parece que gran parte de las empresas comienzan a ser conscientes de lo que realmente las hace grandes (sus equipos), y de cómo, poco a poco, se van implementando medidas reales para que este “bienestar laboral” sea una realidad.

Y sí, hemos dicho asistir, porque Studio Aloha es todo eso desde su creación.

trabajo en equipo

cómo es el trabajo en equipo en studio-aloha

Valorar, dar las gracias, equivocarse, aprender, trabajar en equipo, motivar… es nuestro sello, no entendemos el trabajo de otra manera.

El respeto a cada una de las personas que formamos este equipo (clientes, proveedores, y colaboradores), es la base para un crecimiento sostenible en todos los sentidos, y que de verdad aporte a toda la sociedad.

vamos a contaros una historia real

Hace unas semanas una de las personas que estuvo en este proyecto desde el principio, nos dejaba para comenzar otra andadura profesional para la que se había estado preparando mucho tiempo. 

Hoy, nos manda esta carta, que no solo nos emociona y nos ha hecho llorar a raudales; nos ha terminado de convencer de que este, sin duda,  es el camino

Y la carta dice así:

Antes de empezar  a contaros mi experiencia en Studio Aloha, me gustaría dejar claro que esto no es el resumen de una experiencia laboral,  sino de una amorosa. Sí, amorosa.

 

Hace 3 años vi una oferta de becaria como “Social Media Content Creator” en Studio Aloha.

Después de cotillear su web , me acuerdo que comenté con mi compañero de piso “¡Cómo molan!”.

Se identificaban con Frida, con Bowie…había posts feministas en su blog y se respiraba el buen rollo.

 

Jamás habría imaginado que me llamasen para una entrevista, pero así fue.

Recuerdo estar esperando, (bastante nerviosa visto que sería el primer puesto que tendría en mi vida relacionado con lo que había estudiado) y ver, llegando a lo lejos, a Isra, serio y formal, y a Tania, saludándome con su sonrisa enorme desde el fondo con su vestido amarillo.

 

Tras 3 meses como becaria, me contrataron para formar parte de este maravilloso viaje. Y después de 3 años tuve que abandonar la empresa que me acogió como familia.

Siempre muy comprensivos, me han ofrecido todas las herramientas y recursos para que yo pudiera mejorar y evolucionar profesionalmente.

 

Y dentro de un mundo tan absorbido por la publicidad y el marketing, Studio Aloha es un respiro de aire fresco dentro de esta industria.

Creen que el marketing está para el bien, no para el mal,

que el trabajo tiene que proporcionar calidad de vida, no quitarla,

y que cada ser humano es un mundo y que hay aceptar la manera de ser de cada una.

 

Tania me ha enseñado a ser exigente conmigo misma, a ser detallista, a fijarme en mis errores y explicando el porqué de un error.

Jamás me ha tratado como “empleada” o se ha visto a ella misma como “jefa”. Siempre me habló como compañera y respetó todas mis formas de ser que no son pocas.

Es maravilloso trabajar con gente que no entra en juegos de puestos o que tiene la necesidad de probar o demostrar algo.

Que se den cuenta como es tu personalidad y que lo que se valore sea tu curro y lo que das, es algo no visto en muchos trabajos.

En realidad, Tania es “el novio” más sano que nunca he tenido.

 

Isra me ha enseñado a ser metódica y a pensar en cómo hacer mi curro pensando en los demás. 

Me recordaba que éramos un equipo y, por eso, me explicó la importancia de la organización en mi trabajo.

Una paciencia de santo que debería ser premiada todos los días.

Jamás se ha molestado por tener que explicarme algo o  alguna duda. Me aportó muchísima técnica y conocimientos que solo una persona con disposición para enseñar lo haría.

Y le estoy muy muy agradecida por haber tenido esa disposición.

 

Gracias a los dos por haberme dejado formar parte de vuestro viaje y espero que seáis conscientes de todo lo positivo que me habéis aportado.

 

Millones de gracias por entender que mi viaje tenía que seguir otro camino y gracias por haber sido parte de él.

 

I couldn’t be more grateful.

 

Os quiero ,

Inês

trabajo en equipo

Seguro que ahora, después de leerla, entendéis mejor lo que significa para nosotros la palabra “equipo”.

Así que queremos aprovechar para responderte Inés: 

Has sido una gema única, tan especial, y con las mil habilidades perfectas para construir desde los cimientos este proyecto. No te has ido, y ya te estamos echando de menos.  Somos tu familia, y aquí nos tendrás siempre pase lo que pase. GRACIAS

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.